Si te han contratado para realizar un coffee break para una empresa, debes tomar en cuenta los siguientes puntos:

1.- Conocer el perfil de las personas de la empresa: desde sus gustos en el tipo de café y bocadillos que les gusta hasta su política de alimentación. En caso de que también los visiten personas de otros estados o países, debes tener un producto acorde a la ocasión, incluso podrías realizar un coffee break temático.

2.- El tiempo: un coffee break después de arduas juntas o convenciones, no demoran más allá de los 15 o 20 minutos, pero podría ser más tiempo, esto es necesario saberlo para calcular la cantidad de comida y bebida que se necesita para atenderlos sin ningún contratiempo.

3.- Espacio: lo ideal es que el coffee break se realice en una sala cerca de donde se hace la reunión o si el lugar es muy grande, podrían colocarse la comida y la bebida al fondo del salón, para que tomen su café y sus bocadillos con la mayor comodidad.

4.- Utensilios:  todo debe ser ordenado, no se deben combinar las bebidas con los platos, cubiertos, servilletas, vasos o tazas. Todo debe estar perfectamente ubicado, sin faltar el bote de basura, para que la mesa siempre se vea limpia.

5.-  Comida y bebida: si es de mañana el encuentro empresarial, las frutas y los sándwiches son los que deben predominar; si es en la tarde los pastelitos pueden tener más presencia en diversos sabores y estilos; en caso de que el coffee break sea de noche, pueden incluirse cocteles o bebidas alcohólicas como un buen vino, aunque sin exceso.